La controvertida excusa para ser infiel.

La controvertida excusa para ser infiel.

Colaboración en ABC Bienestar

Al debate sobre sexualidad de si el tamaño importa se ha sumado otra de las grandes incógnitas que generan dudas: ¿sigue siendo el físico una parte importante para mantener la atracción? La respuesta parece ser afirmativa, y viene a ser una de las principales razones de infidelidad dentro del matrimonio. Según un estudio llevado a cabo por Ashley Madison, una red social de parejas en línea lanzada en 2001, dirigida principalmente a personas que ya tienen una relación, el 56% de los infieles dicen sentirse menos atraídos sexualmente por su cónyuge debido al cambio en su apariencia física, especialmente el aumento de peso.

Casi la mitad de los encuestados (49%) explican que sus parejas tuvieron un cambio físico significativo desde que comenzó su relación, por ello el 44% de los infieles expone que esta situación llevó a su cónyuge a tener menos confianza y un menor interés en mantener relaciones sexuales. Sin embargo, la psicóloga especializada en terapia de pareja Lidia Alvarado afirma que existen otras razones ocultas que llevan a una infidelidad: «No es la razón única por la que una relación se empieza a enfríar o uno de los miembros busca otras opciones. Es una suma de cosas y aunque esta razón tiene mucho peso, quizá es la justificación a la que se agarra para poder mirar hacia otro lado. La relación seguramente ya iba mal, la rutina había entrado, había falta de interés… Si a todo eso se añade un cambio físico, la persona lo usa como justificación».

El cambio físico tiene mucho que ver con la poca preocupación hacia uno mismo. Según apunta Lidia Alvarado, psicóloga experta en relaciones de pareja, «se tiene la falsa tendencia a pensar que como una persona nos quiere, se deja de hacer un esfuerzo por estar bien físicamente y no cuidamos la alimentación. La relación con el paso de los años se va apagando y la rutina al final entra en todas las casas. ¿Por qué no cuidar nuestro físico si al comienzo de la relación era un factor crucial?». Además, tal y como apunta Silvia Sanz, psicóloga experta en terapia sexual, «no somos seres monógamos por naturaleza, por lo que ciertas personas, llegadas a cierta edad, sienten la necesidad de gustar, de alimentar su ego, y eso les lleva a ser infieles. La fidelidad es un acto de voluntad».

Alguien diferente

Los datos de la encuesta también confirmaron que cuando buscan a un amante el 86% de los infieles asegura que quiere que su amante no se parezca a su pareja incluso cuando estuvo en su mejor forma. «Preguntamos a nuestros usuarios sobre la importancia de la apariencia física para que exista una atracción al tener una aventura, y en una escala del 1 al 10, la media de los encuestados ha sido siete», explica Christoph Kraemer, responsable del mercado europeo de Ashley Madison. Los encuestados aseguran que buscan algo nuevo, diferente que les haga salir de la rutina y que no tenga nada que ver con su matrimonio.

I am raw html block.
Click edit button to change this html

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies