¿Por qué algunos hombres envían fotos de penes y qué hago si me pasa? Colaboración Mujer Hoy

¿Por qué algunos hombres envían fotos de penes y qué hago si me pasa? Colaboración Mujer Hoy

Os dejo el enlace de mi última colaboración en la Revista Mujer Hoy.

Los selfipenes enviados sin permiso por correo electrónico, vía WhatsApp o a través del messenger de Facebook esconden inseguridad y una vida sexual poco sana

Una mujer, recibiendo una foto en su móvil.

Una mujer, recibiendo una foto en su móvil.GTRES

 SILVIA SANZ

Esta supuesta “conquista” o conocimiento del otro a través de las redes sociales puede empezar por selfies en lugares o situaciones que desean compartir contigo. Pero lo cierto es que a veces ni siquiera existe ese comienzo progresivo entonces, sin saber cómo ni por qué, algunas personas te envían una foto de su pene. Es más, a veces esto pusde suceder sin que conozcamos a la otra persona, ni si quiera a través de mensajes, selfies o fotos.

Este acto, lejos de conquistar a las receptoras de dichas fotografías, causa un sinfín de emociones. Algunas lo pueden vivir como algo gracioso, otras como un abuso de confianza y otras como una aberración, pero lo cierto es que en muy pocas ocasiones la mujer que recibe esas fotografías elogia o admira los atributos del remitente. No, las mujeres no sólo queremos un pene en las relaciones.

El motivo por el cuál algunos hombres envían fotos de su pene se debe a que es una práctica que les excita a ellos, independientemente de cómo nos sintamos nosotras.

Las mujeres no nos solemos excitar por el sentido de la vista tan fácilmente como el sexo opuesto. Nos va mas el oído, los gestos, las palabras, las imágenes mentales, las formas y el romanticismo. Esto no quiere decir que, una vez que nos encontramos en una relación en la que existe confianza, no nos pueda gustar jugar a enviar fotos, o mensajes subidos de tono, pero no es lo mas habitual, sobre todo al principio.

Cuando mantenemos una relación, puede ser excitante recibir fotos porno, pero existe una clave que lo diferencia: el permiso para hacerlo y el juego previo que se establece entre ambos. Cuando hay intimidad y confianza, todo está permitido, siempre y cuando demos consentimiento explícito para ello y sea algo que no nos dañe física ni psicológicamente.

Estos son los motivos por los que algunos hombres se hacen selfipenes y luego los envían:

  • Falta de seguridad en si mismos (dime de qué presumes y te diré de qué careces). Lo hacen como un modo de reafirmación, erróneamente.
  • Vida sexual poco sana o falta de experiencia.
  • Excitación por hacerlo, el morbo por enviar las fotos y creencia que pueden asustar a la persona que lo recibe.
  • Parafilia y exhibicionismo. Empiezan por fotos sin permiso, para ir más alla. Y solo se excitan de ese modo, exponiendo sus genitales, o masturbándose en público, sin el permiso de los demás.
  • Desconocimiento de cómo conquistar a una mujer.
  • Ideas erróneas con respecto a la sexualidad femenina y falta de información sobre lo que les excita a las mujeres. Ellas se excitan mas con los gestos, las palabras, el romanticismo y con las imágenes mentales mas que visuales… A ellos le excita mucho mas la vista.
  • Delirios de grandeza.
  • Falta de respeto hacia los demás. Muchos pueden tener un perfil de acosador, aunque no siempre se corresponde.
  • Soledad. Es un modo de decir, mírame, ponme atención no requerida.
  • Enfado, pueden enviarlas, por demostrar poder y es un modo de agresión a la mujer. Es una especie de “aquí estoy yo” para intentar avergonzar a la mujer.

¿Qué hago si recibo fotos de penes?

No queremos decir que los hombres que lo realizan sean exhibicionistas, pero sí que tienen algunas caracterísiticas, por lo que mostrar malestar o asustarnos fomenta que lo continúen haciendo. De alguna manera se sienten con más poder y creen erróneamente que han logrado tu atención o que te han impresionado. Es verdad que te han impresionado, pero en la dirección equivocada a la que pretendían.

Lo ideal es ignorar este tipo de fotos o ningunearlas. Intentar ridiculizarlas es seguir su juego sin darte cuenta. Si te parece que no es oportuno, puedes comunicar al otro que se ha equivocado o bien no contestando o bien diciéndoselo cortésmente.

Si continua con los selfipenes, lo mejor es bloquear al usuario, que tenemos muchas formas de hacerlo, o avisarle de que puedes denunciarlo.

Amenazar con difundirlas, hacerlas públicas puede provocar excitación en el hombre y no vergüenza, porque su objetivo es exhibir su miembro y su potencial sexual.

Para aquellas personas que tengan la tentación de enviar la fotografía de un pene, les daría la siguiente clave antes de hacerlo. ¿Te la han solicitado explícitamente? Si la respuesta es negativa, pregunta antes de enviarla. Si la respuesta es no o no te han dado el permiso necesario, enviar esas fotografías es un gesto de falta de respeto y de abuso de la intimidad.

La autora, Silvia Sanz es psicóloga y sexóloga.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies