Ansiedad sexual

Ansiedad Sexual

La ansiedad es una respuesta natural y normal que todas las personas podemos experimentamos en algún momento de nuestra vida. Pero cuando aparece en los encuentros sexuales activan nuestro sistema de alerta y provocan que estemos más preocupados/as de lo que está sucediendo, que ocupados más que de disfrutar de lo que estamos sintiendo. Que a su vez cierran nuestra respuesta sexual.

 

¿De qué manera perjudica al hombre y a la mujer, individualmente?

 

La ansiedad puede afectar tanto a hombres como a mujeres, en los hombres provoca que anticipen aquello que temen, como puede ser perder la erección o eyacular antes de lo que desean. El propio temor que genera la ansiedad se convierte en una profecía auto-cumplida.

 

En las mujeres puede provocar que no alcancen el orgasmo o incluso que puedan sentir dolor en la penetración.  (vaginismo y dispareunia)

 

Y algo que afecta a ambos sexos, es la falta de deseo por esta emoción que es más aversiva que deseable.

 

 ¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad sexual?

 

La ansiedad sexual, provoca una falta de concentración, malestar y el denominado “rol del espectador”.  En el cual sentimos durante el encuentro una evaluación constante de nuestra respuesta sexual en cada situación, como si estuviéramos en un examen, en lugar de disfrutar de cada instante, de cada sensación, olor, sonido y todo aquello que nos genera placer.

 

La ansiedad sexual provoca pensamientos de fracaso sexual y a su vez disfunciones sexuales que alimentan la ansiedad sexual, comenzando un círculo vicioso.

 

¿Se puede prevenir la ansiedad sexual?

 

Podemos aprender a centrarnos más en nosotros/as mismos/as, a ser un poco más “egoístas” en el buen sentido de la palabra, con esto quiero decir que: no puedes dar al otro lo que no eres capaz de darte a ti mismo/a.

 

Prevención. Aprender a disfrutar a solas, intentar eliminar las expectativas y poner el foco en solo sentir el placer. Con el objetivo de lograr que el fin del encuentro sea cada instante y centrarte en cada sensación de la misma forma que consigues hacerlo a solas.

 

 ¿Existen tratamientos para la ansiedad sexual?

 

Si, Las disfunciones sexuales son tratables, no las dejes pasar. Pueden solucionarse en menos tiempo del que llevas sufriéndolas.

 

Lo primero que hay que hacer es descartar causas orgánicas con un ginecólogo, andrólogo, urólogo.

 

Existen tratamientos específicos para cada disfunción sexual que genera la ansiedad. Acudir a terapia con un psicólogo/a sexólogo/a te ayudará a solventar cada una de las dificultades. No solo para entender que te sucede, sino también te ofrecerá diferentes juegos para realizar en casa que te ayudarán a controlar tu respuesta sexual. Ya que la ansiedad te descontrola y no te deja fluir como te gustaría.

Silvia Sanz, Psicoterapeuta, terapeuta sexual y de pareja.

Si necesitas información o crees que te puedo ayudar en algo, contáctame a través del siguiente formulario de contacto.

Utilizo cookies propias y de terceros para mejorar mis servicios. Al utilizar mi Web, aceptas el uso de las cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
Hola! ¿En que podemos ayudarte?