¿CUALES SON LOS AÑOS MÁS FELICES?

¿CUALES SON LOS AÑOS MÁS FELICES?

No es fácil la pregunta, ¿verdad? Hay quien se acordará inmediatamente de los años inocentes de la infancia; otros evocarán los años de la independencia y libertad que da el primer coche, en la veintena; y algunos pensarán en los años de tranquilidad de la jubilación, ya en la vejez.

Existe un estudio que se ha  llevado a cabo el Colegio de Ciencias Económicas y Sociales de Londres en Alemania,  revelan que la felicidad en la vida sigue una curva en forma de ‘U’, con un constante desplome después de los 23 antes de pasar por una fase de estancamiento en la edad adulta y después, un crecimiento de nuevo a una edad más avanzada.

La respuesta que hallaron los científicos residía en algo tan simple, pero tan importante, como las expectativas. Mientras los jóvenes que, con los estudios recién terminados y cerca de comenzar su vida profesional, preveían para sí mismos unos futuros brillantes, vieron años más tarde como en muchos casos no se cumplían y eran incapaces de no sentirse frustados.

Sin embargo, la gente a punto de afrontar su vejez pronosticaba un futuro más triste del que luego resultaba ser. Así que esta diferencia positiva llevaba a los mayores a darse cuenta de que realmente esos años también merecen la pena ser vividos. Verse libres de cargas laborales, y sin niños de los que responsabilizarse, hacían que se sintieran en un momento muy confortable.

Parece por tanto que la felicidad, puesta sobre una gráfica, seguiría una forma de U, con la década de los 20 en un extremo y la setentena en el otro

No sé si estáis de acuerdo, ya que según el estudio  no determinó si el punto central, donde esta curva descendente llegaría a su punto más bajo, es realmente el punto de infelicidad máxima que alcanza la gente. Estaríamos hablando de los 46 años, más o menos.

¿Se interponen las obligaciones familiares, la hipoteca o el estrés laboral entre nosotros y la felicidad?

Si te paras a pensarlo, es lógico. Cuando tenemos 20 años estamos enérgicos y emocionados por los cambios que vienen al poco tiempo: nuevas carreras, lugares diferentes para viajar personas que entran en tu vida, horizontes desconocidos…

En el momento en que alcanzamos los 60 y 70 años, sin embargo, es probable que nos hayamos jubilado y podamos encontrar el tiempo necesario y, seguramente, el dinero para disfrutar de lo que no podíamos hacer por el trabajo y otros asuntos que nos comprometían. Por eso, que la curva caiga en la mediana edad también es bastante normal. Después de todo, se cría a la familia, se intenta escalar laboralmente, etc…

El amor, el dinero, la salud… siempre están en los primeros puestos como valores candidatos a ser la respuesta a tal cuestión. Por lo general, tendemos a pensar que en la vida debemos elegir entre ser felices o exitosos o, como mucho, lograr un equilibrio entre el ocio y el trabajo que no sea especialmente deprimente.

Lo cierto es que buscar la felicidad y nuestra realización personal es lo más productivo que podemos hacer para prosperar profesionalmente. Lo mejor es dejar de pensar en el futuro y centrarse en el ahora. No te estreses (al menos no mucho) a menudo. Aunque es beneficioso en algunos momentos, pero se puede convertir peligro cuando lo experimentamos de forma continua.

La felicidad, no debería ser nuestra meta, sino nuestro camino, y en muchas ocasiones no nos damos cuenta de que estamos recorriendo ese camino hasta que es tarde.

Cuando somos pequeños queremos ser mayores, porque pensamos que al se “libres” seremos por fin felices. Cuando crecemos, pensamos que la autentica felicidad, era la que teníamos antes, cuando no había responsabilidades.

Y cuando van pasando los años, escuchamos, seré feliz cuando me jubile, y al llegar ese momento, se echa de menos trabajar.

¿Dónde está el equilibrio?  ¿Qué podemos hacer, en cualquier momento de nuestra vida para ser más felices?

La vida es una sola y demasiado corta para que esperemos ingenuamente ese momento perfecto, en el cual creemos que la felicidad bajará de algún cielo, e ingresará a nuestra vida en forma de dinero, oportunidad, persona, etc. Y que simplemente con abrazar ese instante, juntaremos la fuerza para: ¡empezar a ser feliz!.

La verdad, es que la felicidad, no es producto de hacer una cosa, sino de un cambio en el estilo de vida, y no siempre se lo consigue por arte de magia. fantasear o preocuparse por cosas que ni siquiera aún han ocurrido, es un sufrimiento innecesario. Pero vivir el presente no quiere decir que no se deben tener metas, sino que hay que ser realistas e ir paso a paso para conseguirlas.

Claves para conseguir la felicidad, tengas la edad que tengas.

  • Pasar tiempo con la familia y los amigos es una de las claves para ser feliz 
  • La felicidad es la autorrealización. Es decir, lograr los objetivos que nos hayamos propuesto de forma que nos sintamos plenos.
  • Aceptar que la  felicidad no implica sentir alegría todo el tiempo, la felicidad es una sensación general de satisfacción. Pretender sentir alegría todo el tiempo es imposible, porque estamos programados para sentir un amplio abanico de emociones, y todas ellas tienen su utilidad.
  • Agradece las cosas que has conseguido, los amigos y familia que tienes, agradece el sol por la mañana, agradece a la naturaleza y el universo. Agradece que puedes ver, oler, sentir, vivir…
  • Ayudar a alguien
  • Cuidarse física y emocionalmente.
  • Abrazar,  es decir, que el simple hecho de estar abrazado a alguien y sentirte cerca de esa persona aumenta los niveles de oxitocina, la hormona de la felicidad, en tu cerebro.
  • Perdona, es importante no sentir rabia, odio ni ira. Nos bloquea y los demás siguen por su camino.
  • Deja ir… todo pasa por algo, quizás algo bueno que podrás comprobar mas adelante.
  • Relájate (no puedes controlarlo todo).
  • Prioriza la paz y no siempre la razón (es mucho más saludable).
  • Redefine tus valores.
  • Sonríe un poco más.
  • Di gracias.
  • No te presiones.
  • Come despacio y disfruta cada bocado …

Aprovecha cada momento, aprendiendo del pasado, mirando hacia el futuro, pero viviendo aquí y ahora.

Puedes crear un ONIROGRAMA, que es una lista de sueños. La mayor ilusión es seguir teniendo ilusiones.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies