¿Lo exótico nos pone? Cadena SER. Programa “Hoy por Hoy”

Colaboración en programa de radio “Hoy por Hoy” Cadena SER con Ángels Barceló.

Minuto 26 aporto mi granito de arena en “Desmontando Mitos”.

Hay estudios que apuntan que a los españoles nos gustan los italianos e italianas, por encima de un 50% de los encuestados en un estudio de Hosteltur publicado el pasado febrero. ¿Por qué nos atraen personas de otros países? ¿Por qué nos dan morbo los acentos, su forma de ser, sus físicos?

¿Te parecen algunos idiomas más sexys que otros?

La palabra siempre se ha utilizado como estrategia de seducción, pero si tiene un acento sexy aumenta su atractivo.

Parece que la sonoridad de las palabras erotiza, según el idioma de quien nos hable. La voz y sus matices disparan nuestra imaginación, esto sucede porque están ligados a estereotipos que están presentes en nuestras mentes.

Cuando escuchamos hablar a alguien, una de las primeras cosas que analizamos es su acento, cuanto más fuerte, más probable es que nos llame la atención.

Inconscientemente, realizamos grandes juicios de valor sobre la persona.

Un ejemplo lo podemos ver en los niños, suelen elegir como amigos a personas que comparten el idioma materno o con un acento similar, y esto tiene sentido desde el punto de vista de supervivencia, ya que lo desconocido es igual a peligro.

Cuando hablamos de atracción no funcionamos del mismo modo, según a la teoría de la evolución el acento extranjero pueda sugerirnos que sus genes son más exóticos.

Aunque creo que encontramos algunos acentos más atractivos que otros porque los asociamos a una cultura concreta, por las ideas preconcebidas, por las creencias, los juicios de valor o la propia experiencia, que valoremos un idioma más sexy que otro.

Todos asociamos y las ideas preconcebidas sobre el acento nos condicionan. En el pensamiento popular, el francés y el italiano se asocian al romance, al amor.

Mientras que los alemanes tienen fama de ser buenos en ciencias e ingeniería; asociamos la minuciosidad, el orden y la perseverancia.

Si tenemos que elegir un idioma que nos resulte más sexy, elegiríamos el francés, produce placer a los oídos, no solo por la sonoridad del seductor acento, es armónico y profundo. Tienen una pronunciación suave de las vocales, la forma en que se mueven los labios para pronunciar y su entonación especial evocan la sensualidad. De hecho los acentos con menos consonantes fricativas (f,s,z) y más guturales son más agradables de escuchar.

Pero no podemos olvidar las asociaciones que realizamos al mismo, al romanticismo, al amor que activan nuestra clave erótica.  De hecho, aun no existen estudios científicos que analicen cual es la lengua más sexy.

 Otro aspecto a tener en cuenta, además del idioma es la intensidad de la voz, la calidad vibratoria o la cantidad de aire no fonado que pasa a través de ellas. El ritmo, la musicalidad, la entonación y la emisión de la voz, la frecuencia, la resonancia. Provoca que algunas voces sean más seductoras que otras.

Las voces femeninas más atractivas son aquellas en las que se escapa un poco de aire al hablar, como si se hablara al exhalar y algo rasgada.

En el caso de las voces masculinas, nos resultan más atractivas aquellas con tonos más graves y que muestren una mayor modulación.

A ti ¿Te parecen algunos idiomas más sexys que otros?

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies