Los asexuales viven el amor de manera emocional pero sin sexo. ABC Bienestar

Los asexuales viven el amor de manera emocional pero sin sexo. ABC Bienestar

Comparto mi colaboración con ABC Bienestar sobre las relaciones asexuales.

https://www.abc.es/bienestar/psicologia-sexo/psicologia/abci-asexuales-viven-amor-manera-emocional-pero-sin-sexo-202105060302_noticia.html

Los asexuales viven su amor y su relación de un modo intenso emocionalmente, pero sin sexo, porque no les apetece y no sienten la necesidad

Con lo placentero y bueno para la salud que es, a muchos les cuesta creer que algunas personas vivan sin sexo. Y no hablamos de quienes no tienen con quién compartir esos «ratitos», sino de aquellos que por decisión propia no llevan a cabo el acto sexual, tengan o no pareja.

Y es que la asexualidad es un concepto muy cargado: por un lado los sexólogos afirman que es y debe ser reconocida como una orientación sexual importante, como lo son la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad. En cambio, otro campo lo ve como una «libido baja» o un tipo generalizado de trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Pero antes que nada, tal como pide la psicóloga y sexóloga Silvia Sanz, autora del libro ‘Sexamor’, hay que aclarar que el término asexual hacer referencia a aquellas personas que no tienen atracción sexual y no sienten deseo ni hacia mujeres ni hombres. Eso no quiere decir que no vayan a compartir su vida con alguien… «Viven su amor y su relación de un modo intenso emocionalmente, pero sin sexo, porque no les apetece y no tienen la necesidad. Pueden sentir atracción e incluso excitación sexual y no es lo mismo que tener baja libido, ni está causado por un trauma o problemas médicos, ni reprimen sus deseos sexuales», dice la experta.

«Los asexuales viven su amor y su relación de un modo intenso emocionalmente pero sin sexo».
Silvia Sanz , Psicóloga y sexóloga

Y tampoco hay que confundirlo con la abstinencia o el celibato, donde hay una decisión deliberada de abstenerse a tener sexo en el primer caso y a no tener sexo, ni matrimonio, ni relaciones en la segunda.

¿Es un problema?

La orientación sexual no es algo fijo y la variabilidad es un elemento natural en lo que respecta a la orientación sexual, por lo que no tiene que ser algo que adoptas un día cualquiera y quedarte con ello para siempre. Los asexuales carecen de deseo sexual, pero pueden experimentar una orientación romántica. Esto significa que es posible que no tengan sentimientos sexuales, pero algunos de ellos quieren buscar el amor.

«Las personas asexuales pueden tener sexo mediante la masturbación o con una pareja. Simplemente no sienten atracción sexual hacia las personas, no sienten deseo. Es una orientación sexual o una falta de ella. Puede haber diferentes grados dentro de la asexualidad, desde los absolutos a los que mantienen relaciones sexuales con amor», aclara Silvia Sanz.

«Puede haber diferentes grados dentro de la asexualidad, desde los absolutos a los que mantienen relaciones sexuales con amor».
Silvia Sanz , Psicóloga y sexóloga

Mientras que los asexuales absolutos les genera indiferencia e incluso les disgusta porque no les parece algo atractivo, las personas asexuales que practican el sexo simplemente lo disfrutan con un significado emocional hacia la pareja, un acto físico más como cualquier otro: «Lo viven como una relación romántica para ellos», dice la psicóloga.

Y te preguntarás, ¿no es esto un problema si nuestra pareja quiere sexo y nosotros no? Silvia Sanz explica que no es un problema siempre y cuando esté consensuado con la persona con quien se comparte relación: «Al igual que cuando tenemos sexo es adecuado encajar con nuestra pareja la frecuencia que deseamos practicar relaciones sexuales o tener una libido similar para no caer en desequilibrios, dentro de las relaciones asexuales tiene que haber un acuerdo a la hora de compartir su amor, su compañía, sus proyectos y demás actividades en su vida sin complacerse mediante el sexo».

Si los dos miembros de la pareja comparten la asexualidad, la aceptan y no la perciben como una frustración o problema, es una relación sana y equilibrada: «Desde luego que es mucho más sencillo que si uno es asexual y el otro no», reconoce Silvia Sanz.

Eso sí, cuando este equilibrio no se da, puede llegar a generar un conflicto si no se acepta o no se compensa de ningún modo.

Para encontrar el equilibrio, según la experta, es importante la comunicación, entender al otro y saber cuáles son los límites que cada uno puede llegar a asumir dentro de la relación. «Cuando una persona es asexual significa que hay una falta de atracción sexual, no que el otro miembro de la pareja sea poco atractivo. La mayoría de las personas que son asexuales, distinguen y separan sexo de amor», concluye.



Utilizo cookies propias y de terceros para mejorar mis servicios. Al utilizar mi Web, aceptas el uso de las cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies