¿Pibonexia? Entrevista con Susi “CARAMELO” Movistar +

¿Pibonexia? Entrevista con Susi “CARAMELO” Movistar +

¿Es Susi Caramelo pibonéxica?

SELFITIS, NARCISISMO O PIBONEXIA

Susi Caramelo viene a consulta para analizar su pibonexia

Pibonexia, es un término que define a aquellas personas que ven su atractivo de una manera distorsionada o exagerada respecto a la realidad o a la opinión de los demás.

En los últimos años existe una exposición excesiva  en redes,  se ha desarrollado un interés excesivo por cuidar la apariencia y aumentar el  ego que indirectamente, busca la aprobación de los demás.

Para entenderlo un poco mejor, analicemos la palabra “pibonexia”: “exia” significa “estado”, por lo tanto sería algo así como que te sientes como un pibón.

Puede ser un nuevo término que no resulta patológico si no te genera malestar, no sientes envidia hacia otros, no te daña a ti ni a los demás y, sobre todo, no te limita la vida,

La verdad es que la realidad es lo que cada uno percibe y que todo depende del color del cristal desde el que se mira.

Sería de ayuda preguntarte el criterio que tienes sobre ser un “pibón”.

Ya sabes que los cánones de belleza van cambiando con las generaciones e incluso en las culturas. Los ideales de belleza en esta época que vivimos son utópicos e irreales, porque muchas personas se rigen por imágenes que en gran cantidad de ocasiones están retocadas o modificadas. Pero genera una ilusión de realidad que difícilmente se alcanza.

¿QUÉ ES LA CAPTOTROFILIA?

De hecho, cada vez hay más trastornos relacionados con la imagen que afectan a la autoestima, como la captotrofilia, Todos nos miramos al espejo al salir de casa quizás para comprobar que nuestro físico es aceptable o llevamos bien el pelo, el maquillaje, la corbata… pero si además de verte en el espejo también necesitas hacerte fotos para comprobar tu físico y aprovechar para menospreciar tu aspecto, quizás estés sufriendo esta patología.

Se trata de un trastorno que te impulsa a buscar tu imagen reflejada en una fotografía o en un espejo, para luego encontrar un defecto que corregir. Esas imperfecciones que sólo percibes tú, las cuales van cambiando de una parte del cuerpo a otra.

¿ NARCISIMO O EL SELFITIS?

Te preguntarás si no será narcisismo, que también suelen mirarse bastante al espejo, pero con el objetivo de reafirmar la propia belleza.

Y tampoco se puede confundir con las personas que sufren selfitis, seguro que te suenan.

Son aquellas que se hacen fotos de un modo constante con el objetivo de subirlas a las redes sociales en busca de la aprobación de los demás, como una forma de compensar la baja autoestima y el vacío interior.

A más “likes” mejor “bienestar”.

Una sensación efímera e irreal. Las personas que padecen captotrofilia, se diferencian de los selfitis, porque raramente publicarán una fotografía de ellos mism@s, son tan exigentes, tan perfeccionistas… Que su imagen distorsionada les genera demasiada ansiedad al no llegar a cumplir su ansiosa utopía de perfeccionismo. Se sienten insatisfech@s permanentemente con su imagen y por lo tanto, publicarán alguna fotografía de un paisaje, animal o avatar para identificarse en las redes sociales.

OTROS TRASTORNOS DE LA IMAGEN

Como puedes ver existen diversos trastornos respecto a la imagen como son: la tanorexia, es la adicción al bronceado. La vigorexia, es una preocupación por tener el cuerpo perfectamente musculado o el trastorno de distrofia o dismorfofobia corporal. En estas últimas  las personas que lo sufren tienen una percepción equivocada de su imagen. Incluso pueden llegar a operarse varias veces, quedando siempre insatisfechas con su aspecto. En realidad, no tienen un defecto físico, sino un problema de origen mental.

PIBONEXIA

Pibonexia, es un término que se refiere de un modo clínico a una autoestima excesiva, donde su criterio de belleza o atractivo es propio. No coincide con los cánones de belleza actuales. Y aquí la clave seria preguntar si hace sentir mal a los demás, si te sientes omnipotente, con sentimientos de grandeza, si empatizas con el resto de personas, si te frustras por no conseguir todo lo que crees que te mereces gracias a esa percepción tan elevada de ti misma.

Más que nada, esta diferencia es lo que marcaría una autoestima elevada, con una distorsión de la realidad que se categorizaría con un trastorno de personalidad narcisista, se creen invulnerables, no aceptan ordenes, envidiosos, con un nivel desmedido de egocentrismo, solo piensan  en sí misma y considerarse extremadamente valiosa e importante, generando de esta manera falta de empatía con el resto de los individuos y por consiguiente dificultad para establecer relaciones sociales, arrogantes, dominantes… que producen conflictos personales con quienes les rodean.
O con un brote maniaco, donde tienes ideas de grandiosidad. O ser excesivamente vanidosos con un exceso de autoestima como una manifestación de soberbia y arrogancia y te sientes superior al resto, menospreciándolos.

BUENA AUTOESTIMA Y PIBONEXIA, EL MEJOR ACUERDO

La autoestima es la base del bienestar, de la confianza en uno mismo. Tener una buena autoestima siempre nos ayuda a sentirnos bien con nosotr@s mism@s y sobre todo a querernos tal y como somos. Y una adecuada autoestima te aporta autoconfianza, te ayuda a relacionarte de un modo adecuado, a tener mejor capacidad de afrontar y superar problemas, a plantearte propósitos de vida adecuados y asumibles. Esta relacionada con la capacidad de asumir las responsabilidades de la mejor forma.

Pero los extremos no son buenos, ni por debajo, por todo lo que conlleva, ni por encima por la frustración que puede causarte, como  el alejamiento social de las personas cercanas que tienes.

La principal diferencia entre una persona con exceso de autoestima y una con autoestima alta, es que la primera se considera perfecta en todo sentido, no reconoce sus defectos y tiene un ideal de sí que no se ajusta a la realidad.

Mientras que la segunda aprende a quererse tal y como es, consciente de que hay aspectos que tiene que mejorar, pero sintiéndose capaz de hacerlo o de aceptarlos tal cual son, lo que le permite tener seguridad en sí misma y resaltar sus virtudes.

Pero como he dicho antes, todo depende del color del cristal desde el que se mira y si el tuyo es de color rosa, no te provoca malestar y no genera dolor a tu alrededor. Y sobre todo te permite vivir sin limitaciones, te aceptas tal y como eres.

La opinión de los demás no es más que eso, una opinión, pero negarlas también reflejan un mecanismo de defensa.

Tú eres tu ultimo juez, y si te hace sentir bien, percibirte como un pibón, no necesitas la validación en redes, ni modificas tu imagen, no necesitas comprobar constantemente tu reflejo en un espejo, y simplemente sabes que eres y te gusta y además, no te impide vivir en sociedad ni contigo mism@, lo puedes definir como quieras: pibonexia u optimismo desmesurado.

Espero que te ayudara pibón ! 😉

 

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies