Modos de interpretar la realidad

Modos de interpretar la realidad

No es la realidad la que marca la mayor o menor importancia de un hecho, sino nuestro modo de percibirlo.

En general, no respondemos automáticamente a los acontecimientos con los que nos enfrentamos cada día, sino que primero los procesamos mentalmente, después los valoramos según nuestra escala personal y, finalmente, creamos un sentimiento positivo o negativo en función de dicha valoración personal.
Tenemos dos formas de evaluar los sucesos que nos ocurren:

  • Con pensamientos racionales, que se ajustan a la realidad, son ciertos y evidentes. Producen emociones moderadas y no interfieren en la consecución de nuestros objetivos.
  • Con pensamientos irracionales, que no se pueden demostrar, son absolutos y están alejados de la realidad. Producen emociones intensas y negativas como ansiedad, depresión o culpa e interfieren en la consecución de los propios objetivos.

ADOPTAR UNA ACTITUD POSITIVA

Está en nuestra mano poder sentirnos bien, sólo tenemos que aprender a pensar de un modo más positivo, objetivo y adaptativo, interpretando adecuadamente la realidad. Ya se sabe: “Todo depende del cristal con el que se mire”.

El primer paso para empezar a ser más positiva ante la vida es localizar los pensamientos que nos hacen sentirnos mal, para intentar cambiarlos. Para pensar de un modo más racional puede ayudarte hacerte estas preguntas:

  • ¿Qué datos tengo para pensar así?
  • ¿Qué es lo peor que me puede ocurrir si lo que pienso es cierto?
  • El pensar así, ¿facilita mis objetivos?
  • ¿Me hace sentir bien?
  • ¿Puedo ver las cosas de otro modo?
  • Pensar de otra forma ¿me ayudaría?

Autor: Silvia Sanz Garcia

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies