Respuestas a todas tus dudas sobre amor y sexo. Vis a vis

Respuestas a todas tus dudas sobre amor y sexo. Vis a vis

Esta sexóloga responde a todas tus dudas sobre amor y sexo

Comparto una interesante entrevista que me hizo de la revista VIS-Á-VIS

Silvia Sanz, autora de ‘Sexamor’, nos da una masterclass sobre romanticismo, vida en pareja y sexo para que disfrutes sin tabúes.

Pese a que el sexo y el amor son tan naturales como la vida misma, todavía hay muchos prejuicios entorno al primero y miedos sobre el segundo. La sexóloga y psicóloga Silvia Sanz, autora del recién publicado Sexamor’, nos da todas las respuestas que siempre has querido tener en materia de romances y placer. ¿Las pondrás en práctica este mismo finde?

¿Cuáles son los principales mitos del amor romántico?
El amor no es eterno, ni perfecto, ni maravilloso, ni te viene a salvar de nada. Algunos mitos románticos que podemos desmontar son que todos tenemos una media naranja que nos completa, pero la realidad es que somos seres completos, no necesitas a nadie más. Esta idea centrada en que solo hay una persona que te corresponde, te completa y está esperándote en el mundo es frustrante y limitadora. En todo caso, existen muchas medias naranjas que pueden formar parte de tu vida y que te complementan, no completan.

¿Cómo sabemos cuándo estamos enamorados?

Más que saberlo, se siente. Estar enamorado es en parte algo físico, es una mezcla de hormonas como la oxitocina, que promueve el amor, la dopamina, la vasopresina… todas ellas, realizan esta función que nos genera un deseo de bienestar por la persona que amamos y de felicidad cuando estamos junto a ella. A partir de ese momento, debemos aprender a gestionar esa primera sensación química que atravesará diferentes fases y que no se mantiene ni crece por sí sola, todos y cada uno de nosotros debemos trabajarla. Hay una frase que me encanta y plasma lo que quiero expresar: “Enamorarse es amar las coincidencias y amar es enamorarse de las diferencias”.

El amor romántico es un cuento de Hollywood?

El amor es una construcción cultural y cada periodo histórico ha desarrollado una concepción diferente del amor y de los vínculos. Es cierto que tendemos a creernos todos los mensajes sobre el amor romántico que nos han inculcado en películas, canciones o publicidad y que vamos aprendiendo a lo largo de nuestra vida, generando una idea equivocada. Estas ideas solo provocan una pérdida de libertad e individualidad. Y no nos ayudan a la hora de identificar relaciones que pueden ser tóxicas y que, en realidad, pueden ser evitables. Para ello, intenta no entregar al otro todo el poder sobre ti, con la falsa esperanza de conseguir la felicidad por el mero hecho de que te amen.

¿Qué hay que buscar en nuestra pareja ideal?
Cada uno tenemos un estilo de amor y un prototipo de pareja en función de nuestra historia, nuestros patrones familiares, valores, filosofía de vida, etc. Lo adecuado es que encaje en lo que realmente deseamos. Hay aspectos que deseamos en el otro que son similares y otros que nos complementan, pero la perfección no existe. La clave es aceptar al otro con sus diferencias, siempre y cuando no entren en conflicto con nuestro sistema de valores para disfrutar junto a nuestra pareja ideal.

¿Cómo detectar la dependencia emocional y superarla?
Si tu necesidad por mantener la pareja, recibir amor o afecto sobrepasa tu bienestar y te descontrola, entonces sufres dependencia emocional. Te encuentras en una relación dañina. Para que una relación sea sana y feliz siempre tiene que haber un balance entre lo que das y recibes. Si tomas más de lo que das o viceversa, la pareja se descompensa. La clave para no caer en relaciones de dependencia emocional está en distinguir entre amar y necesitar. Si necesitas al otro nunca podrás estar bien por ti solo. Amar tampoco significa poseer. Cuando percibes que tu pareja te controla impidiendo tu libertad, es el momento de hacer saltar las alarmas. Los celos, la desconfianza o el temor al abandono no forman parte del amor sano. Hay que poner límites o distancia con personas que no son capaces de respetarte como persona.

¿Tinder se ha cargado el amor? 
Creo que las apps son un modo de descubrir personas que no están en nuestro círculo cercano y, si lo utilizamos adecuadamente, puede ser un canal para disfrutar del amor. En este mundo online, se conoce a la persona en un inicio por una fotografía o una serie de características que se muestran en su perfil. De ahí nuestra elección para comenzar a chatear y conocer aquellos aspectos que encajen con cada uno de nosotros. Descubrir si hay química lo dejamos para una vez que descubramos a esa persona. Por lo tanto, las apps para ligar no es que se hayan cargado el amor, simplemente hemos modificado el proceso. Donde el contacto físico se pospone y la química se descubre una vez se conquista mediante la palabra.

Entonces, ¿serían hasta recomendables?
Hay que adaptarse a la nueva realidad que nos toca vivir y el dating online es el canal más accesible actualmente para conocer pareja. De modo que optimicémoslo y potenciemos la seducción de la palabra. Este modo de seducir facilita a muchas personas tímidas la conexión con los demás, que de otra forma no se atreverían a dar el paso de iniciar una conversación en un lugar público.

¿El poliamor es el futuro?
La pareja monógama no es la mejor ni la peor. Tampoco es la única elección posible. Simplemente es la más frecuente. El modo más usual de tener pareja y la que conocemos en nuestra sociedad como “adecuada”. Sin este estilo de relaciones no habría familias ni sociedad, tal y como la conocemos. Aunque hay que puntualizar, ya que realmente no somos seres monógamos por naturaleza, sino por supervivencia. La fidelidad es un acto de voluntad. Quizás por amor o porque no nos compensa perder a nuestra pareja, perder nuestro estado o rol en la sociedad, la casa, los hijos, los amigos…

El sexo como nunca lo viste

¿El sexo en la primera cita marca el rumbo de la relación?
El sexo en la primera cita cambia definitivamente el destino de una relación, pero no siempre en forma negativa. Es cierto que muchas mujeres piensan que los hombres que quieren sexo en la primera cita no tienen serias  intenciones,?pero,?a decir verdad, las mujeres tampoco tienen siempre intenciones de compromiso. A veces solo quieren divertirse.? No hay nada de malo en acostarse en la primera cita o en cualquiera de las siguientes, siempre que cada cual sepa lo que está haciendo. Lo más importante?es cumplir unas?reglas básicas:?consentimiento mutuo, respetarse, nunca?hacer?nada que no se quiera, cuidarse y practicar sexo seguro.

¿El apetito sexual es diferente en hombres y mujeres? 
Es un mito que las mujeres tienen menos deseo y apetito sexual que los hombres. El deseo sexual en las mujeres es menos directo que en los hombres y más difícil de medir. Intervienen varios factores de tipo emocional y psicológico que no predominan tanto en el hombre y, por lo tanto, es más complejo.

¿Qué errores son los más frecuentes en la cama y cómo evitarlos?
Este es un tema que muchas personas no se atreven a hablar con sus parejas. Saber lo que quieres hacer y que te hagan es fundamental para alcanzar una vida sexual plena y satisfactoria. Uno de los principales errores que comentemos en la cama es no disfrutar. Y esto puede ser provocado por estar demasiado pendientes de cómo nos ven, no tomar la iniciativa por temor al rechazo o prejuicios que nos limitan, omitir los preliminares o creer que solo existe una zona erótica. Hablar de lo que nos gusta o no es la única manera de mantener una relación sexual satisfactoria. Saber pedir, preguntar o decir que no, abrirse a probar nuevas experiencias o aumentar la excitación antes de la penetración usando todos tus sentidos. En definitiva, abrir tu mente.

¿Cómo romper la monotonía y avivar la llama?
Muchas personas me cuentan que aman a su pareja y, además, les atrae, pero encuentran los momentos íntimos muy previsibles. Por ello evitan de un modo inconsciente tener relaciones, se van espaciando cada vez más los encuentros y cuando suceden son agradables, pero poco estimulantes. Algunos de los motivos que provocan la rutina no son la convivencia ni el tiempo juntos, son más la indiferencia o el desinterés, la falta de estímulos o la falta de sintonía con tu pareja. El amor por sí solo no es un antídoto contra la monotonía. Hay que tener una actitud activa y comprometida para cuidar cada día la relación. En esencia, el sexo es un modo de comunicarte. Si la imaginación te juega una mala pasada y necesitas inspiración, en ‘Sexamor’ te ofrezco más de treinta estrategias diferentes.

¿Puede haber amor sin sexo? 
Las parejas pueden funcionar de un modo disfuncional. Pero para que una pareja disfrute de un modo pleno, el sexo es el pegamento de la misma. Es lo que la diferencia de una relación de compañeros. Pero el sexo tiene la importancia que cada uno quiera darle. Lo fundamental es que ambos miembros de la pareja estén en sintonía respecto al modo, la frecuencia y la intensidad de las relaciones sexuales. Existen relaciones en las que, con el tiempo, no se mantienen relaciones sexuales y funcionan como excelentes compañeros que comparten compromisos, intimidad y proyectos. Pero les falta la pasión y eso les convierte en una relación basada en un amor sociable.

¿Qué podemos hacer para disfrutar más del sexo a solas?
Una de las mayores fuentes de placer que la vida te puede proporcionar es el sexo, ya sea desde el punto de vista emocional o físico. Y para lograr disfrutar a solas una de las claves radica en algo tan sencillo como es la capacidad de concentración. El sexo está en nuestra mente y si queremos potenciarlo, antes hay que averiguar cuáles son las teclas para lograrlo. El lema “Conocerte te da placer” es el camino para descubrir zonas más allá del punto G. Otras de las técnicas para retrasar el momento del clímax y por lo tanto prolongar el placer son el edging o fortalecer el músculo pubococcígeo, entre otras.



Utilizo cookies propias y de terceros para mejorar mis servicios. Al utilizar mi Web, aceptas el uso de las cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies